Primaria Navidad (I)



La lluvia caía fina y persistentemente, los vidrios  del aula se tornaban cada vez mas opacos y mis compañeros ansiaban angustiadamente escuchar el timbre de salida, se notaba un ambiente inquieto, se sentía el ambiente navideño, era una sensación rara, normalmente esas fechas ya estábamos de vacaciones,  pero las clases se extendieron hasta Diciembre, la huelga de profesores motivada por la hiperinflación campante en el país  motivó esa extensión académica involuntaria, lo cual en parte me permitió compartir por primera vez los preparativos navideños con mis compañeros de clases.

Mientras el reloj avanzaba pausadamente,  me atribulé y pensé recostado en mi carpeta que la comunidad colegial era una copia ampliada de la familia, observé a mi compañero  de apellido Guerrero, y rememoré  al primo Camilo,  Guerrerito era el típico chico adinerado que hablaba altivamente del regalo mas genial del mundo, el mas caro, el mas codiciado, haciéndonos sentir que cualesquiera hubiese sido  nuestro regalo, nuestra condición era de  unos miserables pelagatos al lado de este patán. Continuaba su locuaz cháchara lamentándose de que  por las clases no pudo viajar a Lima, parafraseaba del verano Limeño, de los ricos helados del Balneario de Ancón, de las tardes de piscina en Chosica.

Cansado y atosigado de tan irritante monólogo, giré la cabeza y observé a mi compañero Aquino,  su rostro y expresión facial estaban más tristes que de costumbre, todos los compañeros del aula estábamos acostumbrados a verlo en la feria navideña vendiendo panetones, su mirada melancólica la traducí  en la frustración que sintió de no poder iniciar el cachuelo desde temprano. Desde que fallecieron sus padres en un accidente en la carretera central, el tuvo que velar por su abuela, una humilde y trabajadora campesina del anexo de Pichus.  

Tito Aquino, de aspecto recio, tez bronceada  y mirada profunda, representábaba a la otra parte de la familia, la que no vive en la ciudad, la que vivía de lo que  produce el campo, la que festejaba con efusividad el nacimiento de un becerrito, la que muchas veces había sido vista con desprecio.

  

Acerca de palabrasdeJauja

Aficionado a la literatura, tengo buenos y malos sentimientos, es dificil describirse y no caer en la hipocresia, espero que me conozcan un poco a través de esta bitácora.
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Primaria Navidad (I)

  1. Miguel Dávila M. dijo:

    Felicitaciones Luis por la bitácora, me encantaron las dos entradas que me hacen remorar los tiempos del terrorismo, como también la de Adolfo que también fue nuestro profesor y pienso uno de los mejores que tuvo el 500.

    Un abrazo

    Miguel

  2. Juan Carlos dijo:

    Lucho muy buenos los escritos haces una mezcla como tu lo dices de recuerdos e imaginacion de la infancia, esos dias fueron muy buenos para todos recuerdo los Gobots no me las perdia yo tampoco , asi como la epoca del terrorismo y muchas anecdotas que seguro seguiran saliendo con los otros escritos.

    Un saludo, Juan Carlos

  3. Albino Frorian Allpas Curi dijo:

    Me parece extraordinario que uno de tantos que estabamos en nuestra infancia y primaria querida se acordara de todo lo que haciamos juntos. Sigue asi Luchito y haber mas bien si tuvieras fotos de aquellos momemtos. ya nos encontraremos de nuevo en Lima con los que estamos por aqui.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s