DESPEDIDA DEL COLONIAL

Desde que tuve uso de razón en Jauja siempre hubo dos cines, El Carmen y el Colonial, muchas tardes y varias noches pasé momentos inolvidables junto a mi hermano y mi papá,  después de la alternancia entre ambas salas le agarré más cariño  al  Colonial, donde desde la entrada, con los paneles de las películas en cartelera, el olor, que era sui generis pero que a mí me evocaba a madera añeja, el acomodador,  personaje que con linterna en mano acomodaba a la gente, el ambiente en general  te envolvía y embrujaba, ahora transcurridos los años en mi mente se entrecruzan las muchas imágenes y sobre todo  las sensaciones vividas.

 Recuerdo mis primeras lagrimas dentro de un cine, que quizás fueron derramadas observando  alguna película india como “Mendigar o Morir”, “Joker” o “Madre India”, también están marcados en mi las descargas adrenálicas cuando espectaba  “Rocky” con un  Sylvester Stallone en todo su esplendor como escritor, director y actor, tampoco puedo olvidar  “Pelotón” que mostraba a un Charlie Sheen súper joven  y con un futuro prometedor. No puedo dejar de mencionar a las memorables experiencias infantiles como, “Conan, El Bárbaro”, “Kin Kong”, “ET”, “Retroceder Nunca, Rendirse Jamás” “Cara Cortada”, etc.

En suma, el cine era una alternativa de diversión que complementaba a la lectura y el futbol, pero como sucedió en todas las provincias y en la capital, el cine fue decayendo por muchos factores como la televisión a color y el VHS, así, poco a poco la gente fue abandonando el cine y eran cada vez menor los asistentes.

Cuando crecí un poco y mis deseos de ver una película me ganaban la partida,  me aventuraba a ir solo al cine, en fecha que no recuerdo con exactitud hubo alguna celebración familiar que tampoco recuerdo la razón, pero que yo hábilmente complementé con una salida al cine.

Enrumbé por el Jirón Grau hasta llegar a la Plaza de Armas de Jauja donde doblé por el Jirón Junín hasta llegar al cine, como  de costumbre compré mi entrada a una señora que conocía desde los inicios de mis visitas al cine, tomé mi boleto, lo entregué al controlador, que también hacia funciones de acomodador, y me dirigí hacia la sala, estaba vacía, al mirar la hora me percaté que eran 3.22 pm, faltaban  8 minutos para el inicio de la función, así que me senté con la expectativa de iniciar una nueva experiencia. Los minutos en soledad pasaron lentamente hasta que llegada la hora volví la mirada atrás para saber si había más gente o si ya iniciarían la proyección, pero nada, no había el menor rastro, así que proseguí con la espera, ahora los minutos pasaban más rápido pero el resultado era el mismo, no había movimiento alguno, me sentía como abandonado en una sala bastante grande y oscura, la ansiedad empezó a ganar terreno dentro  de mí, la tranquilidad que normalmente acompañaba mi  personalidad había desaparecido, estaba parado desde hace un buen rato con la mirada que se turnaba en observar con especial avidez cada entrada del cine, pero nada, había concebido una tarde fantástica en el cine y en cambio estaba siendo sometido a una tortura psicológica.

Cuando ya no podía mas con la angustia y empezaba a enrumbar hacia la salida, ingresó el acomodador, en la cara llevaba puesta una mezcla de tristeza y parquedad, ya cuando estuvimos frente a frente, me dijo lastimeramente que no habría función, que no era posible proyectar la película con un solo espectador, me indicó que volviera a la boletería para que me devuelvan el valor de la entrada.

En la boletería me devolvieron mis monedas, las recogí de mala gana y enrumbé de vuelta a casa, me sentía triste, decidí no volver más  al cine, era mi despedida, El Colonial había muerto para mí.

Acerca de palabrasdeJauja

Aficionado a la literatura, tengo buenos y malos sentimientos, es dificil describirse y no caer en la hipocresia, espero que me conozcan un poco a través de esta bitácora.
Esta entrada fue publicada en Anecdotas, JAUJA, Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a DESPEDIDA DEL COLONIAL

  1. Ame dijo:

    Recordar es vivir!!!! vive el mejor recuerdo!

  2. Billy dijo:

    Sólo recuerdos de aquellos mágicos momentos pueden verse frente al Colonial, nada es igual y nada podrá serlo, sólo disfrutar de lo que hoy existe, porque de aqui a veinte años también se perderá, incluso el recuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s