Tardes de Juego

Tardes de abril a diciembre,
de pantalones rotos,
de zapatos empolvados,
de manos y rostros ásperos,
la alegría no cree en la fiebre.

Artesanales y diminutas excavaciones,
la tierra se llena de multicolores bolas,
infinitas y tramposas langas,
quinchao y esferas quiñadas,
a ganar nuevas, lecheras y tetes.

Zumbidos de abeja andina,
maderas retocadas con plumón barato,
manos expertas lo hacen danzar en la mano,
frenéticos enrollados para no perder la partida.

Paseos al Mantaro para llenar el costalito de tuluna,
engrudo y papel recién comprado esperan en casa,
marcar, amarrar, pegar, son un rito de artesanía aérea
figuras adormecidas se preparan para la vida
el radiante cielo azul en silencio ulula.

En mi canchón, en Los Canarios,
en la comisaria o en la cárcel,
cualquier rectángulo se convierte en un verde mantel,
sudorosos y jadeantes pateando un balón a granel,
apuestas, goles, golpes todo sucede a diario.

Cada uno con su ejército de ficción,
iluso poderío que orgullosos pondrán en acción,
acariciamos a cada uno alistándolos para la batalla,
ya organizados, los disparos de risas y canicas estallan

Anuncios

Acerca de palabrasdeJauja

Aficionado a la literatura, tengo buenos y malos sentimientos, es dificil describirse y no caer en la hipocresia, espero que me conozcan un poco a través de esta bitácora.
Esta entrada fue publicada en JAUJA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s